“CÁLLATE CHACHALACA”.Por Alfredo Calva

Expediente Político/PLAYAS DE ROSARITO ENERO 2018/

 

 

 

Cállate Chachalaca….

En cada ocasión en que escucho o leo las declaraciones de quien gobierna Baja California, Francisco “Kiko” Vega de Lamadrid a la prensa, cuando es cuestionado sobre el tema de la construcción de las plantas desaladoras, en especial la de Rosarito, me es difícil no pensar en aquella expresión que emitió en el mes de Marzo del 2006, Andrés Manuel Lope Obrador, refiriéndose a quien en ese entonces ocupaba la presidencia del país, Vicente Fox, “Cállate Chachalaca”.

Al igual que el ave galliforme nativa de América Central, que su principal característica es ser vocinglera, acción que harta y enfada a quien la escucha después de unos minutos, Kiko Vega con su letanía referente a la construcción de las desaladoras, al igual que la citada ave cansa y hasta molesta con las mismas excusas que da como respuestas.

El ejecutivo sigue sosteniendo que en la entidad se vive una crisis del vital liquido, y si no se toman medidas para dar solución a este problema, en unos años la sequia agobiara a los residentes en el estado, especialmente en la zona costa, es por ello que la construcción de las plantas desaladoras son fundamentales para prevenir y evitar este problema, haciendo énfasis en que no son un negocio en el que él este inmerso.

Y, al darse cuenta que nadie cree en sus “verdades”, ahora agrega un toque melodramático a sus entrevistas, como en la más reciente en la que señalo al referirse al tema, que aquellos que se oponen se arrepentirán de no haber resuelto a tiempo el problema de escasez de agua en la zona costa, y advirtió, que como a todos la historia los habrá de juzgar.

La realidad es que el gobernador ya no puede ocultar el asunto del negocio del la venta de agua al distrito de Otay en California, un negocio de enormes y sustanciales ganancias, y la promoción de inconstitucional que once de los veinticinco diputados del congreso del estado presentaron ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al Decreto 95 que aprobaron el pasado primero de Diciembre la fracción del PAN y su aliada del PRD, Rocío López Gorosave, lo tiene y mantiene desesperado, teme que el gran negocio se cancele.

Y quienes se oponen, precisamente a eso se oponen, a que no hagan negocio, porque la de Rosarito el agua será para California, y la de San Quintín, para sus socios los explotadores dueños de los campos agrícolas.

Es simple de demostrar aunque lo siga negando Kiko Vega.

De acuerdo a los datos que proporcionaron por los promotores que utilizo el gobernador para integrar el plan de negocios, encabezados por Manuel Guevara, en la actualidad la capacidad de extracción de agua para la zona costa es de 4.8 m3/seg, y los estudios que realizaron Guevara y secuaces indican que de acuerdo al desarrollo y crecimiento de la zona costa se requiere de una capacidad de 5.09 m3/seg, y que para el 2027 la demanda será de 5.8 m3/seg,, obviamente para el 2037 se requerirá de 6.8 m3/seg.

Y, sí no han mentido con relación a la cantidad de agua que aportará cada uno de los módulos al ser terminados de construir y estén operando, cada uno de ellos contribuirá con 2.2 m3/seg, es decir, si actualmente se tiene una capacidad de 4.8 y para dentro de diez años se necesitará un metro cúbico de agua por segundo, y en los siguientes diez otro más, estos quedan cubiertos sin problema alguno con el primer módulo, y quedan 200 litros por segundo de reserva, ¿y entonces para que construir el otro módulo?, ¿(para que tener otros 2.2 m3/seg de agua?, fácil, PARA VENDERLA.

Un negocio que se hará con el dinero de los bajacalifornianos, ya que se contempla pagar a los socios que construirán y operarán las plantas desaladoras, en Rosarito, 149’312,019.00 pesos por mes, durante 444 meses, y durante esos  37 años, ellos estarán vendiendo el agua al extranjero a un costo que será en dólares, y ese dinero ira a sus bolsillos, lindo y lucrativo negocio.

 

Es por ello, que ya es enfadoso y hasta irritante escuchar a Kiko Vega sus quejas y excusas respecto al asunto de las plantas desaladoras, sus asesores solo muestran sus deficiencias al no generar para su jefe mejores salidas que las ya desgastada letanía que ha mantenido durante un año, y eso sin duda, es lo que hace que se recuerde la expresión de el famoso Peje hacia el también panista Vicente Fox.

 

Y mientras tanto….

En el gobierno municipal de Playas de Rosarito, el deporte de la especulación está en plenitud entre los miembros del gabinete, incluidos los regidores, que encabeza, Mirna Rincón, por tratar de adivinar si es cierto que ya fue removido del cargo, Jorge Arévalo como Secretario de Gobierno, y quien será su sustituto.