EL REGRESO DEL CENTAURO DEL NORTE.Por el Arquitecto, Moisés López Smith

El caudillismo en México no ha muerto…

Era una noche común y corriente, pero la duda quedaba al aire, todos preguntaban
¿quién sería el próximo presidente de México?
Ante tal incertidumbre, un grupo de videntes se reunieron, se suscitó una experiencia
única…la pregunta se lanzó al aire, en esa noche, después de esa reunión, al momento de
entregarnos al sueño…la respuesta fue magistral…un tanto misteriosa…
¿Quién será el presidente en el 2018?, fue la pregunta…
Quien represente el caudillismo en México, le será entregada la silla presidencial…Esa fue
la respuesta…profecía o simple revelación.
Un hombre sentado, sentado en la silla presidencial, su rostro metamorfeaba en
cuestión de segundos en el de Juárez, Zapata, Villa, Madero, Hidalgo, Morelos y todos los
grandes de es este país…
Pancho Villa no está muerto, porque el alma nunca muere, alguien dijo…el 2018 es
el año de León domado, el de la sacerdotisa…Son los tiempos, la balanza tarde que
temprano tiene que equilibrarse…La ley asistirá, la fuerza pasiva está a la vuelta de la
esquina…Son los tiempos, y el caudillo regresó, aquí está, como estaba profetizado…
Después de esa noche, otra pregunta quedo a aire:
¿Y quién encarnará ese multiforme rostro al cual la divinidad le entregara la silla
presidencial?
Y de ser así: ¿porque tardaron tanto en rescatar a este país de la ignominia?
El caudillo amado de México, regreso…desgarbado, a veces falto de diplomacia, es
él, sólo, incomprendido, tajante.
Ah!!! Que terco hombre, diría mi abuela, pero algo sabe…algo sabe….y si algo busca, a
pesar de sacrificar tanta obstinación y humillación, algo va a encontrar.
Era del norte, ahora nació en el sur…Los conoce como la palma de la mano, ambas
regiones como una radiografía…Ya estaba escrito, era necesario…
“(Los Maestros de la Logia Blanca suelen ayudar a algunos muertos distinguidos
que se han sacrificado por la humanidad.
Cuando nosotros nos propusimos investigar a Pancho Villa, el gran héroe de la
revolución mexicana, lo hallamos en los mundos infiernos obsesionado todavía
con la idea de matar, amenazando con su pistola a todos los habitantes del submundo.
Sin embargo, este Pancho Villa del reino mineral sumergido no es todo. Lo
mejor de Pancho Villa vive en el mundo molecular; ciertamente no ha alcanzado
la liberación intermedia que permite a algunos desencarnados gozar de unas
vacaciones en los distintos reinos moleculares y electrónicos de la naturaleza,
pero permanece en el umbral, aguardando la oportunidad para entrar a una
nueva matriz.
Eso que se reincorpora a aquél que fue Pancho Villa, no será jamás el Pancho
Villa de los mundos infiernos, el terrible asesino, sino lo mejor del General,
aquellos valores que se sacrificaron por la humanidad, aquellos valores que
dieron su sangre por la libertad de un pueblo oprimido.

El desencarnado General, mejor dijéramos, los valores realmente útiles del
General, retornarán, se reincorporarán, la gran Ley le pagará su sacrificio
llevándolo hasta la primera magistratura de la nación.
Hemos citado al General Pancho Villa a modo ilustrativo para nuestros lectores.
Este hombre recibió especial ayuda debido al gran sacrificio por la humanidad.
Sin embargo, existen en el mundo personas que no podrían recibir esta ayuda,
porque si se les quitase todo lo que tienen de animal y criminal, no quedaría
nada)”. S.A.W.
Al centauro del norte lo partieron en dos, lo castraron…pero ahora llego para no
tocar armas, casi 30 años en los Klifos, librando una purificación, fueron suficientes…Es un
decapitado con flores de laurel en la cabeza.
La vida le debía, la gran ley le pago… ¿qué sigue?
La diplomacia…El ombligo de la luna, es del centauro del norte, esta generación lo
observa, pero nadie lo conoce, nadie sabe quién es, nadie sabe que es el mismísimo
General, el cobrador de cuentas, el justiciero de la revolución mexicana…
En el año de la cabra, será el renacimiento del Ombligo de la luna… y en el año de
la cabra, todo aquel que trabaje para la dualidad, entregara sus armas y pagara muy caro
toda la desdicha que le causo a esta bella y noble nación.
El General ya está aquí…
Por EL ZARCO