YA HAY 39 HIJOS DE HAITIANOS EN BAJA CALIFORNIA.La Mayoria “haitijuanos”

  • Daniel Ángel Rubio/ EL SOL DE TIJUANA
  • Hay constancia de 39 nacimientos y registros de hijos de padres haitianos que llegaron a Baja California.

Tijuana,Baja California,16 diciembre 2017/- La comunidad haitiana que llegó a Baja California continúa con su proceso de integración, y, este sábado, contrajeron matrimonio ocho parejas bajo las leyes de su país, confirmó la Secretaría General de Gobierno.Se casan  8 parejas haitianas; ya  han registrado  a 39 niños

Para que estas uniones legales y religiosas tuvieran validez, fueron encabezadas por autoridades de aquel país y su embajador en México, Guy Lamothe.

“La unión se realizó con el objeto de preservar la cultura y tradición haitiana, así como fortalecer un proceso de inserción en la sociedad bajacaliforniana”, indicaron.

La representación haitiana estuvo conformada por el embajador, además de Garvey Jeann Pierre, ministro consejero de la embajada haitiana en México, y Nesly Numa, primer secretario encargado de asuntos consulares de la embajada haitiana.

De acuerdo con la Secretaría General de Gobierno en Baja California, al estado llegaron más de 20 mil migrantes haitianos y 17 mil 784 de ellos cruzaron a Estados Unidos.

Entre los más de tres mil que se quedaron de este lado de la frontera, agregaron, dos mil 890 tienen un status migratorio regular, y dos mil 085 trabajan legalmente en el estado.

Además, las uniones de este fin de semana no son las primeras de esta comunidad que llegó a esta frontera con la intención inicial de recibir asilo en el país del norte.

De acuerdo con las cifras oficiales, hay registro de nueve matrimonios con contrayentes de ambos países bajo la ley mexicana.

También hay constancia de 39 nacimientos y registros de hijos de padres haitianos que llegaron a Baja California.

La llegada de haitianos, desde finales del año pasado, puso en jaque a las autoridades locales que no se dieron abasto para atenderlos.

En algún momento la llegada masiva dejó a varios de ellos durmiendo en la calle por la falta de espacio en los albergues.